Cepillarse los dientes los animales

¿Tienen que cepillarse los dientes los animales?

Los animales que tienen dientes tienen que cepillarlos igual que nosotros, el problema es que ellos solos no pueden. Los animales que viven en la selva tienen como ventaja que su dentadura está diseñada para que no se pegue la comida en los dientes porque hay espacio entre ellos y casi no mastican, tragan trozos grandes porque puede venir otro animal más fuerte a quitárselo y si ya lo tragó no se lo pueden quitar.

También hay que tener en cuenta que en la selva la vida es dura y son pocos los animales que viven muchos años, por lo que no suelen tener tiempo para desarrollar patologías bucales graves.

Es importante y beneficioso para ellos su dieta, comen carne, pescado, verdura y fruta; no toman chuches, ni bollos, ni refrescos, ni pasta. Estos alimentos que ellos no toman son los que producen más caries.

Aunque la dieta sea buena no están exentos de tener caries o de que se les forme sarro y en la selva no hay dentistas. Ellos en principio no se pueden lavar los dientes, digo en principio porque algunos hacen intentos, en la India hay una fiesta en la que llevan pasteles a los dioses pero se los comen los monos, y para limpiar sus dientes les arrancan pelos a los turistas despistados y los usan como hilo dental.

Está claro que no es lo mismo que cepillarlos y pasar el hilo, por lo que si se les inflaman las encías por sarro o se les estropean los dientes por las caries, les sangran las encías o se le rompen los dientes y les producen dolor, y eso es malo porque sin una buena dentadura no pueden cazar ni comer a sus presas habituales y aquí tenemos varios problemas:

  • Morir de hambre.
  • Convertirse en presa fácil para otro depredador.
  • Cambiar a presas más fáciles de conseguir y más blandas de comer como pueden ser las personas (en países como la India los tigres con problemas dentales ya han matado a más de 250 personas en los últimos años).

Alser Dental te informa y te recuerda que tú si puedes lavarte los dientes y ocuparte de que toda la familia tenga la más sana y bonita de las sonrisas.

 

Ana Serrano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *