La prevención es el mejor camino para hacerse mayor sin problemas

La prevención es el mejor camino para hacerse mayor sin problemas

Hacerse mayor en la sociedad que vivimos, no apetece, pero no lograrlo aún apetece menos.

La vida cambia y nosotros también, la boca como parte de nuestro cuerpo que es, no se libra tampoco, al igual que el pelo, la piel, la vista o el oído.

La encía como la piel se seca y no tiene esa tersura de la juventud, por lo que no se adhiere al diente con la misma fuera. La pérdida de peso y/o masa muscular hace que se retraigan las encías.

Los nervios que dan la sensibilidad a los dientes se hacen más pequeños perdiendo esa sensibilidad, lo que hace que tarden en avisarnos ante las agresiones de la caries. Ciertos medicamentos tienen como efecto secundario sequedad bucal, por lo que las caries proliferan abundantemente y cualquier roce puede derivar en un afta…

Enfermedades como la diabetes o enfermedades cardiacas aumentan la posibilidad de tener enfermedades bucodentales. Problemas musculares u óseos afectan a la movilidad en los brazos y manos impidiendo que hagamos una buena higiene bucal.

¿Esto quiere decir que por ser mayor vamos a tener peor salud bucal?

No, claro que no, pero tenemos que cuidarnos un poco más, basta seguir unos sencillos consejos como:

  • beber agua suficiente para no deshidratarnos
  • no fumar
  • no abusar del alcohol
  • consumir lácteos para fortalecer los huesos
  • limpiar la boca después de las comidas
  • hacer revisiones con tu dentista

Unos sencillos consejos para que solo tengas que disfrutar y sonreír.

Si no lo haces no te desanimes y manos a la obra, en Alser-Dental te ayudamos a mantener sana tu boca, para que tú y tu familia tengáis la más sana y bonita de las sonrisas.

 

Ana Serrano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.