¿Debo preocuparme por mis ronquidos?

¿Debo preocuparme por mis ronquidos?

El ronquido se observa entre un 10-30% de las mujeres y hasta en un 50-60% de los hombres. Pero… ¿debo preocuparme por mis ronquidos?

¿Cómo se produce el ronquido?

Durante el sueño los músculos encargados de mantener abierta la vía respiratoria se relajan, el paso de aire a nivel de la faringe se ve dificultado, como consecuencia los tejidos blandos produce el ronquido. En muchas ocasiones, una falta de aire reduce una caída de los niveles de oxigeno en sangre, el cerebro se ve alertado por este descenso produciéndose numerosas interrupciones del sueño durante toda la noche, las cuales la mayoría de las veces no somos conscientes, esto se denomina microdespertares.

¿Es peligroso roncar?

Esta deficiencia de oxígeno genera una serie de síntomas como son la hipersomnolencia, el cansancio generalizado, problemas de concentración y atención, irritabilidad, depresión, etc.

A nivel general incluso, aumenta el riesgo de padecer determinadas enfermedades como son la hipertensión, infarto, tromboembolismo, diabetes tipo II, etc.

¿Debo preocuparme por mis ronquidos?

¿Cómo evito los ronquidos?

Para evitar o paliar este problema existe varios tratamientos, uno de ellos es el DAM (dispositivo de avance mandibular) que se ha convertido en una “exitosa alternativa” para pacientes con ronquidos y síndrome de apnea del sueño, puesto que con la utilización de DAM se evita el bloqueo de las vías respiratorias y mejora la respiración durante toda la noche.

¿Qué es el DAM?

Se trata de un aparato que se introduce en la boca para dormir.¿Debo preocuparme por mis ronquidos?

Este dispositivo es diseñado y colocado por dentistas especializados en SAHS (Síndrome de Apnea e Hipoapnea del Sueño) que tratan los trastornos obstructivos de la vía aérea superior, los cuales estudiaran su caso detalladamente, dándole la solución que necesita.

Si padece este problema no dude en consultarnos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.