¿Conoces a los dentistas más famosos del reino animal?

¿Conoces a los dentistas más famosos del reino animal?

Os presentamos a Pluvial, a Lábrido y al camarón o gamba limpiadora

Fíjate la importancia de la higiene bucal que no sólo la realizan los humanos, los animales también cuidan su salud bucodental.

Algunos animales como el cocodrilo tienen a su dentista particular, el Pluvial.

cocodrilo-y-pajaro-pluvial

El cocodrilo cuando quiere hacerse una limpieza bucal mantiene la boca abierta para permitir a este pequeño pájaro que se pose en su boca y picotee los restos de comida que quedan retenidos entre sus dientes y en las encías, esta colaboración entre el cocodrilo y el pájaro evita las infecciones dentales al cocodrilo y provee al pájaro de una buena fuente de alimentación.

Otro dentista incansable es el Lábrido, este pequeño pez no tiene clientes fijos, limpia la boca a tiburones, meros, serranos de arrecife, rayas, etc.manta-raya-gigante-maldivas-21 labrido

 

Es tal su afán por la limpieza bucal que incluso limpia la boca a los buceadores que se interesan por su profesionalidad.

s_18537-mlm20156613695_092014-o

El pez lábrido avisa a sus clientes con movimientos característicos o cambio de color que abre la consulta y que no les tiene miedo porque les ofrece un servicio de limpieza para su salud y los peces clientes, muchos de ellos peligrosos, les indican que no les van a atacar cambiando de color o quedando inmóviles en señal de sumisión, además de mostrarles sus necesidades higiénicas dependiendo si abren la boca, las agallas, etc.

Hay peces lábrido que para no competir se reparten los clientes, como lo hacen en los arrecifes de coral de Tahití, unos trabajan en consulta privada (espacio muy delimitado) como el lábrido común, otros como el lábrido labios rojos trabaja en un hospital (el territorio es más extenso), y por último el lábrido bicolor hace las visitas a domicilio (se desplaza donde viven sus clientes).

Otro dentista al que le gusta la profesión aunque entrañe alto riesgo es el camarón o gamba limpiadora, llamada así por alimentarse de los parásitos que viven en las bocas y branquias de grandes peces.

El problema de la gamba es que aunque avisa de sus fines benéficos, con su color rojo fuego y blanco del lomo, no siempre es respetada por el depredador.

morena-y-gamba

 

Así está la profesión en el reino animal, no muy distinta a otros reinos.

En Alser Dental esperamos que estas curiosidades de la naturaleza sirvan para recordaros la importancia de la salud bucal.

Ana Serrano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.