Importancia de la succión

Importancia de la succión

Repetimos una y otra vez numerosos actos al día inconscientemente, en automático, sin darnos cuenta de su importancia, alguno como la succión comenzamos incluso antes de nacer.

Recordemos que:

  • en la 3ª semana de vida intrauterina se forma la cara y la boca
  • en la 7ª semana ya aparecen los gérmenes que formarán los 20 dientes de leche
  • en la 10ª semana se controla el movimiento de la lengua
  • en la 12ª semana de vida intrauterina (a los 3 meses de embarazo) ya se empieza a succionar.

Hay ecografías que lo demuestran, se puede ver al feto chupar el dedo de la mano, del pie e incluso el cordón umbilical.

Sabiendo que el feto recibe todo lo que necesita de su madre a través de la placenta y el cordón umbilical, nos preguntamos:

¿Por qué antes de nacer necesitamos succionar?

Aunque hay varias teorías, unas dicen que por puro placer, otras que sirven como entrenamiento para alimentarse una vez que naces, en realidad es un enigma.

Lo que para Alser Dental no es un enigma es la importancia de la boca y la succión para los ya nacidos.

Podríamos definir la boca como la puerta de entrada a nuestro cuerpo tanto físico como psíquico y la definimos así porque los humanos necesitamos alimentar cuerpo y mente.

Sabemos que la succión puede ser nutritiva o no nutritiva, porque necesitamos alimento para el desarrollo de nuestro cuerpo y también necesitamos alimento emocional y social.

  • La succión nutritiva o alimento del cuerpo se observa cuando se succiona para calmar el hambre y permitir el sano crecimiento corporal, ya sea lactancia materna o de biberón.
  • La succión no nutritiva o alimento del alma, se observa en la necesidad de succionar sin hambre, por puro placer o para tranquilizarse (chupar el dedo, el chupete, lo que sea).

Las dos succiones son vitales y necesarias.

Por ello en Alser Dental os recordamos la necesidad de mantener la boca limpia e hidratada desde el nacimiento, para poder disfrutar plenamente de las dos succiones.

 

Ana Serrano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.