Besos y enfermedades bucales

Besos y enfermedades bucales

Aunque la saliva forma parte de la higiene diaria de nuestra boca, ayudando a eliminar de la cavidad las partículas que se eliminan, hay algunas enfermedades que se pueden transmitir mediante este romántico acto:

  • Enfermedad meningocócica. Incluye la meningitis, si bien sólo los besos profundos podrían ser un factor de riesgo.
  • Caries dental. Las bacterias que causan la caries en los dientes no se encuentran en las bocas de los recién nacidos. Ésta debe ser colonizada con saliva infectada, que puede transmitirse por un beso en los labios.
  • La enfermedad periodontal o piorrea. Es una infección provocada por bacterias y que, por tanto, puede contagiarse. No obstante, no por ello debemos de dejar de besar a nuestra pareja y es que para que el contagio se produzca el contacto debe ser constante y prolongado en el tiempo. Además, la periodontitis es una enfermedad en la que intervienen múltiples factores como el tabaco, la higiene bucal, la genética…
  • Gingivitis. Esta enfermedad se produce por los depósitos de placa dentobacteriana que inflaman las encías. Puede contagiarse mediante la saliva y su síntoma principal es el sangrado.

Para evitar que todo ello ocurra y nos contagiemos, o seamos nosotros los que contagiemos a nuestra pareja, es de vital importancia cuidar nuestra higiene y salud bucodental, además de realizar revisiones periódicas en el dentista.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.